Productividad

Acaba con la monotonía para despertar la inspiración

A veces, las mejores ideas surgen de la nada. Tal vez lleves días centrado en un problema difícil sin encontrar una solución, y luego, de repente, cae de la nada una solución creativa.

Estos destellos de inspiración rara vez ocurren cuando llevas todo el día sentado en tu escritorio, concentrado en un solo proyecto. Si bien es importante concentrarse, centrarse demasiado en una cosa puede provocar una especie de estrechez de criterio, cerrándote a nuevas ideas. Como resultado, tu trabajo puede empezar a parecer mundano y carecer de inspiración.

Debido a que las fechas de entrega se acercan estrepitosamente o que tus compañeros no paran de pedirte que les mantengas informados de cómo va el proyecto, siempre hay un motivo para quedarse encerrado y no levantar la cabeza del escritorio. Por esta razón, te describimos cuatro estrategias sencillas para estar más abiertos a la inspiración, cada una con su propio “aprovechamiento del tiempo” para que puedas adaptarlo a tu vida, sin complicaciones.

1. Haz algo distinto

Según los psicólogos Todd Thrash y Andrew Elliot, las personas tienden a sentirse más inspiradas cuando están abiertas a vivir nuevas experiencias. Por lo tanto, no se trata solo de alejarse del problema en cuestión, se trata de dirigirse hacia algo fuera de tu rutina habitual para despejar de manera deliberada tu mente y permitir el paso de ideas nuevas.

Hacer descansos en la jornada laboral fomenta que surjan nuevas ideas. Mientras la mente se relaja, escribe tus ideas en un diario, no importa lo fuera de lugar que puedan parecer. No lo leerá nadie más, así que dale rienda suelta a la imaginación y no te pongas límites.

Si necesitas algo más activo físicamente, sal a caminar y haz fotos a las cosas que llamen tu atención. Si utilizas Evernote, guarda tus ideas e imágenes en la misma libreta y consúltalas cada vez que te quedes atascado en un proyecto y quieras que te lleguen ideas diferentes.

Es posible que las ideas y las imágenes que captures no estén en absoluto relacionadas con el trabajo que estés realizando, pero esta pequeña práctica de atención plena te ayudará a pensar de formas distintas y a que estés más inspirado en todo lo que hagas.

  • Truco para aprovechar el tiempo: crea tareas pequeñas

Para tener tiempos de descanso en los que puedas escribir en tu diario, prueba el the Método  desarrollado por Behance:

Divide cada uno de tus proyectos de trabajo en tareas pequeñas y gestionables llamadas “pasos de acción”. Por ejemplo, supongamos que tienes que preparar una presentación. Algunos de tus pasos de acción pueden ser: Resumir los puntos principales, recopilar las imágenes necesarias, escribir la introducción.

Después de completar un paso de acción, tómate un descanso de 5 a 15 minutos. De este modo, tendrás varios descansos durante el día, y podrás utilizar al menos uno de ellos para escribir en tu diario.

2. Busca diferentes perspectivas

¿Alguna vez has cogido el teléfono para hacer algo relacionado con el trabajo y de repente has perdido media hora navegando por las redes sociales?

Si te ha pasado, no te sientas mal. Estamos a punto de darte una excusa para que lo hagas con más frecuencia.

Los psicólogos de la Universidad de Texas A&M han descubierto que a menudo nos sentimos más inspirados si miramos el trabajo de otras personas que hacen cosas parecidas a lo que nosotros hacemos, pero que tienen más éxito. No se trata de que te compares con nadie, sino de buscar contenido de calidad en tu campo que proceda de diferentes perspectivas.

Para ello, practica la atención plena en tus canales de las redes sociales. ¿Qué proporción de tu tiempo merece realmente la gente que publica memes de famoso y fotos de gatos todo el día? Prueba a buscar cosas diferentes; profesionales que hagan o digan cosas interesantes relevantes para tu línea de trabajo. Quizás encuentres a alguien que te ayude a aprender sobre la historia de tu oficio o disciplina.

Selecciona tus cuentas para que la próxima vez que cojas tu teléfono veas contenido innovador relacionado con tu campo. De este modo, seguirás disfrutando de una pausa navegando por las redes sociales, pero con la ventaja adicional de ver material inspirador. Guarda cualquier cosa que genere una idea para uno de tus proyectos en Evernote, tanto si estás en tu ordenador  o dispositivo móvil.

Truco para aprovechar el tiempo: descansa 5 de cada 25 minutos

Si ya tomas descansos aleatorios en las redes sociales durante el día, puedes seguir haciéndolo sin sentirte culpable. Pero si necesitas descansos más estructurados, prueba la Técnica Pomodoro. Hemos recomendado esta técnica antes  por su simplicidad:

Haz que suene un temporizador a los 25 minutos. Entonces, tómate un descanso de 5 minutos. Después del descanso, configura otro periodo de 25 minutos y repite el proceso.

3. Practica sin presión

Según Thrash y Elliot, las personas inspiradas tienden a tener sus mejores ideas después de haber estado trabajando para dominar sus habilidades. Dicho de otro modo, desarrollar tu habilidad para lo que quieres conseguir equivale a preparar el terreno para la inspiración que vendrá más adelante.

Esto no significa que se pueda forzar la inspiración mientras trabajas de manera monótona en tus proyectos. Significa que refinar tu oficio te ayuda a aprovechar la inspiración con mayor facilidad.

Por ejemplo, si eres un diseñador visual que tiene problemas con la ilustración, podrías trabajar en un pequeño proyecto personal que se centre en la ilustración. O si eres gerente y tienes problemas para motivar a tu equipo, lee temas de psicología relacionados con la motivación. ¿No tienes tiempo para leer? Escucha un audiolibro en el coche o mientras realizas las labores de casa.

Dedicar tiempo a este tipo de práctica intencionada, lejos de las presiones del lugar de trabajo, te permitirá evolucionar en tu campo sin preocuparte por cometer errores.

  • Truco para aprovechar el tiempo: planifica tiempo libre para ti mismo

Consulta tu calendario al principio de cada semana laboral para crear tiempo en el que puedas trabajar en el desarrollo de tus habilidades. Saca al menos 30 minutos de tiempo libre y anótalo, para que tus compañeros de trabajo vean que no estarás disponible durante ese tiempo. De este modo, tendrás un espacio sagrado en tu semana donde podrás refinar tus habilidades relacionadas con el trabajo.

4. Cuando llegue la inspiración, dale la bienvenida

Una de las mejores formas de estar abierto a la inspiración es no estar cerrado a ella.

Parece obvio, pero piensa en todas las grandes ideas que has tenido en momentos que no eran apropiados: la introducción perfecta a esa presentación que se te ocurrió cuando estabas en la caja del supermercado, la explicación de la anomalía en los datos financieros que surgió a medianoche.

Si alguna vez no has podido capturar una idea efímera, no te preocupes. Nos pasa a todos. Posiblemente tus días estén repletos de cosas que ocupen tu atención, por lo que es casi imposible desconectar cuando te llega la inspiración.

Para lidiar con esto, ten siempre listas tus herramientas para capturar ese momento de inspiración inesperada. Sincroniza tu cuenta de Evernote con todos tus dispositivos y utiliza los accesos directos para tener las notas donde capturar la inspiración siempre a mano. Si prefieres desconectar después de la jornada laboral, lleva contigo una libreta física o coloca varias en las distintas salas de tu casa, para que te resulte más fácil aprovechar las ideas en el momento en que lleguen.

  • Truco para aprovechar el tiempo: siente el poder del “no”

Crea espacio en tu agenda para tener más libertad y poder capturar buenas ideas, incluso si se presentan en momentos inconvenientes. Para ello, protege tu tiempo diciendo “no” con más frecuencia. Es más fácil decirlo que hacerlo, pero recuerda que no estás obligado a ceder cuando a otros les venga bien o que aceptes todas las invitaciones a reuniones de última hora.

Si te resulta difícil rechazar este tipo de solicitudes, intenta decir No en lugar de No puedo o No lo haré. Los estudios demuestran que explican por qué no harás algo te da más poder y es más probable que los demás lo acepten.

Por ejemplo, si un compañero de trabajo te pide que te unas a una teleconferencia con un margen de solo diez minutos, puedes explicarle que no vas a interrumpir tiempo dedicado de manera específica a un trabajo a menos que sea una emergencia, pero que estarás encantado de que te informe de lo que ha pasado cuando acabe. Es posible que acepten tus límites sin problemas.

Si bien es imposible controlar cuándo llega la inspiración, sí puedes controlar lo abierto que estás a nuevas experiencias, tu disposición a buscar diferentes perspectivas y tu dedicación a tu oficio; todo ello puede hacer que sea más probable que te llegue la inspiración.

Organiza tu trabajo y pon orden en tu vida con Evernote.

Regístrate de forma gratuita