Productividad

Centra la atención en tus raíces para hacer crecer tu negocio

Crear una pequeña empresa es un trabajo duro.

Tienes que convertir la idea de un proyecto que te apasiona en algo que te dé beneficios, y luego convertirlo en algo más grande. Es arriesgado, atrevido y emocionante, pero la oportunidad de trabajar en tus sueños en lugar de los de otra persona es una propuesta bastante tentadora.

Así que lo pones en marcha, haciendo que cobre vida. Tal vez esté incluso yendo bastante bien, pero, ¿qué sucede con la parte que viene después?

En cierto modo, hacer crecer un negocio que ya tiene éxito es aún más difícil. Tienes que pasar a la siguiente etapa a la vez que mantienes lo que ya has conseguido. Tienes que pensar en crecer en el futuro, sin dejar de centrarte en las realidades actuales. Es muy fácil quedar atrapado en el bucle de la rutina diaria, una rueda de la que parece difícil escapar.

Después de todo, como propietario de una pequeña empresa, desempeñas todas las funciones. Y siempre queda más por hacer, más tendencias sobre las que estar al día. Por tanto no te queda mucho tiempo libre para la visión a largo plazo y la estrategia que necesitas. Tal vez empieces a sentir que apenas puedes mantenerte a flote, y mucho menos avanzar.

Pero la realidad es que para seguir creciendo debes completar el trabajo de fsondo.

Las herramientas, el talento y los recursos adecuados deben unirse para que tu negocio en crecimiento se afiance. Consiste en crear el espacio que necesitas para llegar hasta donde quieres ir. Puedes verlo. Solo necesitas llegar hasta ahí. Y no hay un momento mejor que el presente.

A continuación te mostramos por qué deberías empezar ahora con ese trabajo de base, además de tres formas de invertir en el crecimiento de tu negocio.

¿Por qué ahora es el momento de invertir en las raíces?

Existe una diferencia entre trabajar en tu empresa y trabajar tu empresa.

Este es un consejo popular que hay por ahí para los propietarios de pequeñas empresas, pero vale la pena repetirlo. Para llegar al proverbial “siguiente nivel”, tienes que salir de la trampa de trabajar solo en tu negocio: completar tareas a corto plazo, centrarte en tus clientes o productos actuales y preocuparte por las demandas del aquí y ahora.

Trabajar tu negocio significa abandonar esa rutina diaria. Consiste en realizar inversiones o crear sistemas que no darán resultados hoy, pero que sentarán las bases para el crecimiento futuro. Siembra las semillas y riega las raíces.

En un mundo en el que estamos sobrecargados y siempre tratando de “involucrarnos”, es más fácil decirlo que hacerlo. Pero precisamente por eso debes empezar lo antes posible.

“Puede parecer contradictorio, pero el mejor momento para trabajar en hacer crecer tu negocio es cuando estás más ocupado”, dice Josh Hoffman, consultor de marketing y fundador de Epic Freelancing, un recurso para autónomos que quieren hacer crecer sus negocios.

Tomarse el tiempo necesario o invertir en nuevas herramientas y talento adicional en esta etapa será de gran ayuda, liberará ese espacio que necesitas para trabajar en tu negocio.

Hazlo realidad: 3 formas para lograr el crecimiento

Entonces, ¿cómo puedes satisfacer las demandas de tu negocio a día de hoy y al mismo tiempo saber hacia dónde se dirigen las cosas con el fin de prepararte para el éxito mañana?

Esto es fundamental para descubrir las tendencias a las que te enfrentas y cómo hacer que funcionen a tu favor. Solo dispones de un número limitado de horas, pero con la inversión adecuada, puedes ampliarlas aún más. Aprovechando las tendencias, como el trabajo a distancia o las nuevas herramientas para el lugar de trabajo, puedes utilizarlas a tu favor para llegar más rápido, de una forma en que las empresas más grandes no pueden.

A continuación te mostramos tres inversiones que vale la pena realizar a medida que buscas hacer crecer tu negocio:

1) Busca el tiempo. Crea el hábito Revisa tus metas

La forma en la que inviertes tu tiempo dice mucho sobre tus intenciones. ¿Dedicas algún esfuerzo específicamente para hacer crecer tu negocio? Se trata de crear el espacio para centrarte en lo que importa.

Trabaja hasta pasar una hora cada día planificando o pensando en el futuro, incluso si inicialmente significa levantarte temprano o quedarte despierto hasta tarde. Es algo que debes reservar en tu agenda, proteger y respetar de la misma manera que cualquier otro evento de tu calendario. Después de todo es una cita contigo mismo.

Dedica también algo de tiempo cada día para revisar tus objetivos y mantener aquello en lo que estás trabajando como máxima prioridad. Pregúntate a diario: “¿Qué paso puedo dar hoy para acercarme a mi objetivo?”, asegurándote de incluirlo en tu rutina. Comprueba el avance semanal o mensualmente.

2) Flexibiliza tu talento

Los equipos se están volviendo más remotos y más virtuales que nunca. El futuro del trabajo cada vez más trata de aquello que puedes hacer, en lugar de dónde puedes hacerlo.

El CEO de Evernote Chris O’Neill describe esta tendencia como “el modelo de Hollywood”. “Ahora los actores, productores, escritores, diseñadores se unen para crear una película”, explica. “Crean algo grandioso, pero una vez que la película se termina, todos van por caminos distintos y se centran en su próximo proyecto. Este modelo se ha llevado al lugar de trabajo”, continúa diciendo Chris.

Tendencias como la gig economy y el trabajo a distancia nos obligan a pensar sobre los equipos en un sentido menos tradicional. Esto significa que todos debemos adoptar un enfoque distinto a la hora de atraer talentos.

Como propietario de una pequeña empresa, esta tendencia funciona a tu favor. Puedes atraer de manera flexible a autónomos o talentos remotos, haciendo que se pongan al día rápidamente, sin comprometerte a ponerlos en nómina a largo plazo. Esto libera un tiempo valioso para que puedas trabajar en proyectos y estrategias más generales, al tiempo que añades experiencia en áreas que no son tu fuerte.

3) Amplía tu caja de herramientas

Pero para incorporar talento flexible, debes contar con las herramientas y los sistemas adecuados que puedan respaldar ese trabajo y colaboración remotos.

Y gracias a una tendencia llamada BYOA (Trae tu propia aplicación), ahora hay un mundo completamente nuevo de herramientas y aplicaciones que las pequeñas empresas pueden aprovechar.

Una consecuencia de BYOD (Trae tu propio dispositivo), es la explosión que estamos observando en aplicaciones y herramientas de software en el lugar de trabajo. Los trabajadores están utilizando cada día herramientas efectivas y perfectamente diseñadas en sus dispositivos preferidos en sus vidas personales. Estas expectativas y preferencias no se desvanecen cuando pisan la oficina (o cuando se conectan de forma remota para trabajar, por supuesto).

Las personas que contrates necesitarán las herramientas adecuadas para colaborar y realizar el trabajo de una manera que se adapte a sus propios flujos de trabajo personales. Esta es la razón por la que la flexibilidad y la integración, o la capacidad de trabajar bien con otras herramientas, es clave. “Creo que la verdadera magia empieza cuando las personas pueden mezclar y combinar sus propias herramientas y crear su propio paquete de productividad”, dice Chris.

La mejor parte es que, como pequeña empresa, no necesitas un gran equipo informático para implementar herramientas nuevas o acceder a tecnología más avanzada. Y dado que todavía estás desarrollando las políticas y prácticas de tu empresa, no estás bloqueado en un conjunto específico de herramientas. Puedes aprovechar las distintas plataformas, experimentando y moviéndote de manera más flexible que los competidores más grandes.

Centrarse en el futuro

Cuando empezaste tu pequeña empresa, probablemente no planeabas que fuese pequeña siempre. Desarrollar los hábitos correctos, añadir nuevas herramientas y aprovechar el talento flexible te ayudará a crear una base sólida pero flexible para crecer.

Para los propietarios de pequeñas empresas es importante recordar que el crecimiento depende de lo que está sucediendo debajo de la superficie. Las raíces que echas ahora determinarán lo lejos que llegarás en el futuro. Te supondrá un poco de trabajo duro, cuidado y largas horas. Pero si estás trabajando en las cosas correctas, no será por mucho tiempo.

Evernote Business: Todo el trabajo de tu equipo en un lugar.

Iniciar la versión de prueba gratuita