Usar Evernote

Cómo crear un archivo de Spark con Evernote

Donde hay chispas, hay fuego.

Sin embargo, necesitas las herramientas adecuadas para prender el fuego. Esto es especialmente cierto cuando se trata de capturar tus momentos más creativos e ingeniosos.

La creatividad está en todas partes. Los científicos han pasado décadas tratando de entender el impacto y la fuente de la creatividad. Su investigación ha sido la base del contenido que incluye listas, artículos de interés periodístico, y trabajos de investigación. Sin embargo, la mayor parte de la atención se ha centrado en el proceso y en el resultado tangible de los esfuerzos creativos. Pero hay mucho más en el estudio de la creatividad, además del resultado final. En Evernote, valoramos las ideas, aprovechando los momentos de brillantez y creando una plataforma para tus mayores logros.

Aquí es donde Evernote encaja en el puzzle de la comprensión de la creatividad humana: nuestros productos se han diseñado para ayudar a capturar conceptos, ideas y pensamientos, y conservarlos rápidamente en tu rincón eterno.

Echa un vistazo al archivo de Spark y Evernote. Es uno de los mejores métodos que hemos visto para conservar y gestionar tus ideas.

Las chispas preceden al fuego

Las grandes ideas empiezan con una chispa.

Steven Johnson  es un experto en las ideas. Como autor de Where Good Ideas Come From, ha dedicado su profesión a investigar de dónde vienen las ideas y cómo podemos sacar el máximo provecho de ellas. Johnson ha examinado cómo el entorno y los patrones ayudan a que nuestras ideas evolucionen hacia la innovación y la acción.

Tenemos una noción romántica de que las ideas nos llegan como un rayo devastador. Incluso les hemos puesto etiquetas famosas: los momentos Aha, las manzanas que caen de los árboles, momentos Eureka y bombilla, relámpagos, y epifanías. No importa cuál sea el lenguaje poético que atribuyamos a estos momentos de ingenio, hemos estado condicionados a pensar que las ideas son el fruto de nuestras aventuras neurológicas en solitario.

Tal vez deberíamos pensar que las ideas forman parte de una red más amplia.

“Tomamos ideas de otras personas”, dijo Johnson en una charla TED de 2010. “(Las tomamos) de quienes hemos aprendido, de quienes nos encontramos en la cafetería, y las hilamos dándoles una nueva forma y creando algo nuevo. Aquí es donde realmente se innova”.

Conectando los puntos

Posiblemente, encontrar una pasión compartida supone realizar un esfuerzo para resolver la problemática de dar a conocer nuestras propias ideas. Este concepto empeora la imagen del investigador “solitario” que trabaja duro en un laboratorio hasta que se topa con un momento brillante o una epifanía. Sin embargo, también tiene sentido. Si apenas podemos recordar nuestras grandes ideas, ¿cómo podemos recordar cuándo y dónde se nos ocurrieron?

Un excelente ejemplo de esto es Charles Darwin, el geólogo y naturalista que capitaneó el Beagle en su famosa expedición científica a las Galápagos.

En contra de su propia epifanía, Darwin no dio repentinamente con su famosa teoría de la selección natural en un momento de pura genialidad, sino que la había estado desarrollando a lo largo del tiempo, a través de los detalles de sus libretas.

En 1974, Howard Gruber, un psicólogo cognitivo, publicó Darwin on Man, que demostraba que acumulativamente, la investigación, las ideas y los escritos de Darwin mostraban un proceso de creación evolutiva, que combinados, formaban el núcleo de todo su trabajo que llevaron a su teoría de la selección natural.

Las ideas caen en el olvido. El reto es crear el mejor marco para evitar que esto suceda.

Patrones de la red

Hoy, puedes crear un sistema digital para recordar tus ideas, inspiraciones y puntos de vista. Si la creatividad se basa en nuestras conexiones espontáneas con las cosas que aparentemente no tienen relación, entonces, Evernote y un archivo de Spark pueden servir como una herramienta que te ayude a recordar tus antiguas ideas a medida que afrontas nuevos retos creativos.

Steven Johnson escribió el primer manual básico sobre la implementación de un archivo de Spark, donde sugiere que guardar las ideas y los pensamientos en un solo lugar, durante meses y años, es la manera perfecta de capturar la brillantez y revisar el material. “No hay un principio de organización, ni taxonomía, sólo una lista cronológica de ideas semialeatorias que he logrado capturar antes de olvidarlas”, escribió Johnson.

Revisa, revisa, y revisa un poco más

La frecuencia con la que consultas el archivo de Spark depende de ti. Mike Vardy, el “Productivityist” , consulta su archivo de Spark varias veces a la semana.

“Suelo revisar el contenido de mi libreta todos los domingos, lunes y martes ya que los domingos es el día que dedico a planificarme y los lunes y martes son mis días temáticos para escribir,” dijo Vardy. “Por lo general, saco suficientes ideas del archivo Spark durante esos días para utilizarlas hasta el siguiente domingo.”

Steven Johnson consulta su archivo de Spark cada tres meses. Describió el proceso de cómo consultaba las ideas que documentaba en un artículo publicado en Medium, donde reflejó la interesante conexión de que las ideas que había capturado hace años, a menudo eran de gran utilidad en el futuro.

“La idea que tuve en 2008, y que casi no tenía sentido entonces, resultó ser increíblemente útil en 2012, porque algo había cambiado en el mundo, o porque alguna otra idea había proporcionado la pieza que faltaba para convertir la idea en algo que se podía realizar. Y siempre es alentador ver que los presentimientos se convierten en proyectos que se pueden realizar o incluso libros enteros”, dice Johnson.

La ventaja es que esta cadencia le permite visualizar la evolución de cómo las ideas se han unido con el tiempo. El archivo de Spark se convierte esencialmente en los planos que van desde la idea hasta su implementación.

Un archivo de Spark es ideal para todo el mundo

Cualquiera puede utilizar un archivo de Spark, y tiene un potencial ilimitado. Si se utiliza para capturar ideas, puede ayudarte a resolver retos, a guiarte en el trabajo y en las responsabilidades, y a unir las ideas entre sí, incluso si son de distintos años. El archivo está destinado a ser la “chispa” de una idea que puede llegar a buen término ahora o en el futuro.

A continuación, se muestran algunas formas en las que un archivo de Spark puede ayudar a las personas de todos los sectores:

Escritores:
  • Desarrolla personajes, tanto los ya creados como los que aún no se han inventado.
  • Crea una trama y desarrolla la historia.
  • Lleva un registro de las ideas para el título.
  • Captura ideas para libros y escritos en el futuro.
  • Conserva las notas de las ideas que hayas obtenido al leer otros libros.
Diseñadores:
  • Colabora en ideas para proyectos con compañeros de trabajo y clientes.
  • Guarda ideas y fotos del trabajo de otros diseñadores que te inspiren.
  • Gestiona un collage grande.
  • Presenta el trabajo que inspira a un equipo.
Empresarios:
  • Gestiona un registro de tus cambios innovadores favoritos.
  • Registra cuestiones referentes a la propiedad intelectual, legal, y las patentes.
  • Desarrolla las ideas de negocio.
  • Crea un dosier de las personas que te gustaría conocer.
  • Anota la inteligencia competitiva que podría afectar a tu empresa.

La próxima vez, te enseñaremos a crear un archivo de Spark en Evernote, con trucos y consejos sobre cómo utilizar algunas de nuestras mejores funciones para ayudarte a gestionar y recordar tus mejores ideas.

Actualiza tus notas con Evernote Premium.

Hazte usuario Premium