Usar Evernote

¿Quién es el ojito derecho de este año? Un sistema de productividad de primera clase

Pregúntale a cualquier profesor a qué tipo de retos se enfrenta en su trabajo y la mayoría te dirá lo mismo: gestionar con éxito un asombroso número de tareas no es para cardíacos. Los profesores de hoy día tienen que prepararse las clases, supervisar las aulas, equilibrar las diversas necesidades de aprendizaje y conseguir los recursos que necesitan con presupuestos escolares a menudo son limitados. Luego están las actividades extracurriculares, dar apoyo emocional a los alumnos con problemas y hacer partícipes a los padres.

Si eres profesor, la clave para triunfar en medio de todo este caos es mantenerte organizado. Es posible que te resulte útil aprender algunos conceptos, empezando con una plataforma de productividad de primera clase y todo en uno que te ayude a tenerlo todo bajo control y te garantice que puedas gestionar tu sinfín de tareas de manera eficiente, efectiva y rápida.

Todo comienza con un plan

La planificación de las clases: el motor principal y definitivo para cualquier formación. Constituye una parte integral del día a día de cualquier profesor. Una preparación adecuada lleva tiempo y, sin las herramientas apropiadas, puede convertirse rápidamente en una rutina diaria. Mejorar tu flujo de trabajo puede reducir de forma significativa el tiempo que dedicas a planificar tus clases, sin sacrificar la calidad.

Haz que sea lo más sencillo y menos estresante posible. Probablemente tengas un plan y unos resultados concretos en mente, pero es importante que permitas cierta flexibilidad y te plantees varios perfiles de aprendizaje. Si personalizas la planificación de las clases obtendrás mejores resultados ya que permitirás diferentes modalidades de aprendizaje. Integra puntos de control de tareas de evaluación y rendimiento en tus planes de clase para saber fácilmente en qué momento y por qué los alumnos no entienden una habilidad o un concepto.

Para el aprendizaje y la retención, es fundamental implicarse. En lugar de limitarte a escribir una frase a modo de ejemplo y explicar el concepto a los alumnos, prueba a escribir los diferentes componentes de la frase en tarjetas (sujeto, predicado, modificador), dale una a cada alumno y organízalos físicamente en formato “diagrama”. Podrías incluso convertirla en una divertida actividad al aire libre usando tiza para hacer un diagrama y escribir en qué parte de la frase va cada estudiante/componente. Busca también formas de hacer partícipes a los alumnos introvertidos y deja tiempo para “batallas creativas” como parte habitual del trabajo de clase.

Consejo práctico: Puedes usar Evernote para recopilar y organizar información para la planificación de tus clases, añadiendo y sincronizando notas en todos los dispositivos. Crea tareas dentro de tus notas para organizar tareas pendientes, agilizar tu flujo de trabajo y conseguir hacer más, más rápido. Busca por nombres, fechas y palabras clave, incluidas palabras dentro de imágenes. No importa lo básica o compleja que sea tu búsqueda, te resultará muy fácil encontrar texto dentro de un archivo PDF, notas escritas a mano u otras fuentes.

El desarrollo de perfiles de alumnos

Cada alumno es único y cada uno responde a un tipo de enseñanza distinto. Esto significa que deberías desarrollar estrategias inteligentes para conectar mejor con cada uno. ¿Cómo prefieren acceder a la información, interactuar con el contenido y expresar sus conocimientos y comprensión? ¿Qué talentos, intereses, pasiones y aspiraciones tienen? ¿Y qué no les gusta? Cuanto más entiendan los profesores a sus alumnos, mejor podrán garantizar un aprendizaje satisfactorio.

Desarrollar un perfil de aprendizaje para cada alumno es una excelente forma de hacer un seguimiento de su progreso, además de aportar información sobre cómo es mejor motivarlos y hacerlos participar. Usa las tablas para enumerar las cosas en las que destaca el alumno, sus aspiraciones, intereses, experiencias formativas, lo que no le gusta, sus particularidades sociales y, por supuesto, los campos que más les cuestan. A lo largo del año, los alumnos irán cambiando y creciendo. Déjales espacio para que escriban reflexiones sobre sí mismos de forma regular y se conviertan en colaboradores en su viaje educativo.

Los perfiles de los estudiantes tienen un valor incalculable no solo para hacer un seguimiento del progreso de tus alumnos, sino también para hacerlos partícipes en más de un nivel. También hace más sencillas las actividades “cruzadas” que combinan varios intereses y proyectos en grupo diseñadas para resaltar los puntos fuertes de cada alumno. Los perfiles de los alumnos no solo ayudan al profesor a diseñar mejor la clase y los materiales, también pueden ofrecer a los alumnos una forma de desarrollarse a medida que toman cada vez más consciencia de cómo aprenden mejor.

Consejo práctico: Utiliza Evernote para elaborar perfiles de aprendizaje, ajustarlos e incluso compartirlos con padres y alumnos. La plantilla perfil del alumno se puede personalizar y adaptarse a las necesidades específicas de profesores y alumnos. Utiliza las tablas, añade imágenes e incluso habilita el acceso a recursos con enlaces directos. Tu capacidad para compartir el flujo de trabajo ofrece a los padres una visión general rápida y completa de cómo evoluciona su hijo y permite a los alumnos evaluar y comprender mejor sus puntos fuertes y débiles en los estudios. ¿Necesitas ayuda para crear plantillas? Encontrarás instrucciones aquí.

Mantén las tareas administrativas al día

La docencia es un trabajo satisfactorio y fascinante. Menos cuando llegan las tareas administrativas, que absorben tiempo de enseñanza. Estar por delante de esa curva mientras equilibras las necesidades de tu clase puede resultar abrumador.

Además de realizar un seguimiento de la asistencia a clase y entregar las notas, hay una serie de obligaciones en cada ciudad, comunidad y provincia que debes tener en cuenta, así como evaluaciones que preparar, tecnología que aprender e implementar, comités a los que asistir, padres que informar, etc. Y aunque los expertos dicen que los profesores no deberían estar obligados a realizar tareas administrativas o de oficina que no requieran el ejercicio de sus habilidades profesionales y su juicio, éstas son inevitables y pueden consumir mucho tiempo.

Evernote se ha diseñado para consolidar y organizar toda la información relacionada con estas responsabilidades administrativas en una sola aplicación. Considéralo tu brújula para guiarte.

Consejo práctico: Utiliza las Tareas para mantener tu agenda diaria organizada y que no se te pase ninguna fecha de entrega importante. Añade avisos y alertas similares para ordenar tus tareas por importancia.

Solo un gran corazón puede enseñar a los más pequeños

La docencia es más que una profesión; es una vocación. Y los profesores de hoy día necesitan toda la ayuda y el apoyo posibles. Con las herramientas y la tecnología adecuadas, los profesores pueden mejorar sus flujos de trabajo de forma significativa, perfeccionar la planificación de sus clases y ayudar a sus alumnos a destacar.

La activista paquistaní Malala Yousafzai dijo: “Un niño, un profesor, un libro y un lápiz pueden cambiar el mundo”. Nosotros decimos: ¡Una aplicación de productividad puede cambiar tu vida!

Organiza tu trabajo y pon orden en tu vida con Evernote.

Regístrate de forma gratuita