Usar Evernote

Lo que los cuadernos de apuntes nos pueden enseñar acerca de nuestro pasado

Leer y escribir siempre han tenido un espacio destacado en la búsqueda del genero humano para descubrir nuevas posibilidades, adquirir conocimientos, e inspirar nuevas oportunidades.

Una de las mejores formas de garantizar la conservación de estas dos búsquedas es capturar nuestras ideas en un lugar en el que constantemente se puedan leer, revisar, analizar y estudiar.

He aquí el poder de un cuaderno de apuntes, un sistema con profundas raíces históricas. Tal y como dice el autor Steven Johnson:

Académicos, científicos aficionados, hombres de letras ambiciosos, era probable que casi cualquier persona del siglo XVII y XVIII con ambición intelectual tuviese un cuaderno de apuntes. En su forma más habitual, el ‘cuaderno’, tal y como se conocía, consistía en transcribir pasajes interesantes o inspiradores que uno leía, creando una enciclopedia personalizada de citas.

La práctica sigue siendo la mejor manera de aprovechar la enorme cantidad de contenido digital que vemos. Y la tecnología nos ha proporcionado marcos flexibles capaces de ayudarnos a capturar, conservar, y retener información. Tal y como señala Ryan Holliday , un cuaderno tiene una gran utilidad en nuestra vida moderna:

Un cuaderno es un recurso o depósito central de ideas, citas, anécdotas, observaciones e información, que encuentras durante tu vida y actividades didácticas. El objetivo del cuaderno es registrar y organizar estas “joyas” para utilizarlas más tarde en tu vida, negocio, escritura, conversaciones o en lo que quieras.

Los cuadernos de apuntes en el contexto histórico

La historia está repleta de figuras históricas y figuras literarias que aprovecharon el potencial del cuaderno de apuntes para capturar y registrar los detalles vitales de todo cuanto les rodeaba.

Estos son algunos ejemplos notables del uso del cuaderno:

  • Carl Linnaeus utilizaba el cuaderno como una forma de organizar y catalogar la taxonomía del “Systema Naturae”, el precursor de la nomenclatura binomial y el orden de las especies.
  • Julius Caesar registró las lecturas que realizó a lo largo de su vida en más de 1.200 páginas de cuadernos.
  • Durante el siglo XVII, los estudiantes de Harvard y Oxford tenían que tener sus propios cuadernos de apuntes.
  • Bill Gates publica notas de su lectura personal en su blog.

Lewis Carroll cuaderno de apuntes

El uso de los cuadernos para gestionar la información

El aumento de la popularidad de los cuadernos de apuntes tuvo lugar durante el siglo XVI, cuando la distribución masiva de información catapultó a toda una generación a un frenesí.

Por mucho que el dispositivo móvil haya cambiado la forma en la que nos conectamos al contenido en la actualidad, la imprenta impulsó bruscamente todo tipo de publicaciones religiosas, periódicas y sátiras en el discurso público, accesible en formas que nunca antes se habían imaginado. Eso provocó una ola de miedo, no solamente relacionado con la increíble variedad de temas, sino principalmente, por la abrumadora avalancha de información. Nunca antes se había dispuesto de tanto conocimiento escrito; fue un periodo de sobrecarga de información.

Se restableció el orden a medida que las personas que conformaban círculos sociales, y poseían una amplia formación, trataban de crear un sistema para gestionar la afluencia de contenido. Su solución fue el cuaderno de apuntes. La impresión hizo que se pudiese acceder fácilmente al papel y a las libretas, que sirvió como un lugar tangible donde poder recoger el conocimiento y las ideas como una fuente de auto-reflexión y aprendizaje permanente.

Ordenar la información

Erasmo escribió la guía en un cuaderno de apuntes en 1512. Su De Copia expuso con claridad la plantilla común, instruyendo que aquel que busca aprender debe descubrir y leer tantos autores como le sea posible. “Este método”, señala, “también tendrá el efecto de imprimir lo que lees más profundamente en tu mente, así como acostumbrarte a aprovechar la riqueza de tu lectura”.

El filósofo John Locke cultivó además la importancia del cuaderno de apuntes como una herramienta para adquirir conocimientos de forma selectiva mediante la creación de un sistema altamente organizado. Locke comenzó su cuaderno mientras estudiaba en Oxford en 1652, y su libro, A New Method of Making Common-Place Books (1706), resumía las razones para mantener el orden:

  1. Entender porqué recopilamos información,
  2. Comprometernos a recordar el contenido que elijamos.

Al hacer un esfuerzo concertado para mantener un orden coherente, Locke sostiene que los estudiantes que utilizan cuadernos de apuntes serían capaces de retener la información importante.

Walt Whitman cuaderno de apuntes

Atesoramiento de la información durante generaciones

En el momento álgido que vivieron los cuadernos de apuntes durante la época de la Ilustración, muchos aprovecharon el sistema como una forma de crear una red privada de información que podían cultivar y desarrollar. Podían hojear las páginas, a menudo memorizando los contenidos, y aplicar estas “joyas y perlas” de sabiduría a la vida. Fue la herramienta perfecta para conservar el conocimiento.

Los mejores cuadernos eran tan preciados, que se incluían en las dotes y se transmitían de una generación a otra. En su forma más pura, los cuadernos eran libretas de conocimiento enciclopédico y físico en constante crecimiento. Fue el precursor de la forma en la que navegamos por la red. En ese momento, los lectores no consumían libros en un arco narrativo tradicional de principio a fin. En su lugar, buscaban bloques de información que se alinearan con su curso concreto de estudios o intereses.

Aplicación del cuaderno de apuntes en la vida moderna

Hoy en día nos bombardean con contenido, mucho del cual carece de profundidad y calidad. A pesar de tener un acceso sin precedentes a las aplicaciones, dispositivos móviles, productos, servicios y herramientas para realizar el trabajo, muchas personas se sienten más desconectadas y desorganizadas digitalmente que antes. Una vez más, nos encontramos en un periodo de sobrecarga de información.

Puede parecer una práctica obsoleta, pero el cuaderno ha resurgido entre los exploradores digitales como una solución moderna a la sobrecarga de información. Al igual que la tipografía, las máquinas de escribir, y la escritura a mano, una nueva clase creativa de escritores y trabajadores del conocimiento están empleando el cuaderno como una forma de encontrar conexiones más profundas para su trabajo y vida.

Así es como lo hacen:

1. Gestionando la inspiración móvil

Devon Henderson, una diseñadora gráfica de Indiana, principalmente utiliza Evernote como un cuaderno. Utiliza toda la inspiración que descubre a su alrededor como una forma de darle una nueva vida a sus ideas y añadir una nueva dimensión a su trabajo.

“Creo que es importante conectar cosas que aparentemente no tienen relación, de aquí es de donde viene la creatividad. Así que poder guardar todo tipo de artículos en Evernote realmente me inspira a la hora de asumir nuevos proyectos y direcciones, conectando y reuniendo ideas de todo lo que me rodea”.

Devon utiliza una estructura sencilla de cuatro libretas, una de ellas se centraba por completo en torno al antiguo cuaderno de apuntes. En ella, captura las cosas que influyen directamente en su deseo de aprender.

“Todo lo que guardo en Evernote con el propósito de aprender, formarme, o guardar información lo pongo en mi cuaderno de apuntes digital”, dice. “Con frecuencia me gusta abrirla y ver todo lo que he ido guardando en ella, re-descubriendo las citas que he guardado y que me han encantado, y volviendo a leer las notas que tomé de libros o artículos.”

Devon puede añadir contenido desde cualquier lugar, y su sistema de etiquetado la ayuda a controlar dónde deben fluir las ideas.

“Puedo encontrar rápidamente los artículos que he guardado en el móvil utilizando las etiquetas para delimitar la búsqueda, y después navegando. Me gusta tener que mirar mis artículos docenas de veces, me ayuda a recordar que están ahí. Cuando empiezo un nuevo proyecto de diseño, puedo asignarle una etiqueta temporal, etiquetar fragmentos inspiradores de Dribbble, o citas que representan el alcance del proyecto, o capturas de pantalla de paletas de colores”.

etiquetas

Además de su libreta digital, tiene una libreta física en la que puede escribir sus ideas, obligándose a añadir a mano los conceptos más complejos e interesantes, ideas y citas.

Une sus sistemas analógicos y digitales con Scannable, y pasa todos los domingos revisando su material, algo que es fundamental para estar al corriente del material que ha acumulado.

“Me aseguro de consultar también mi versión digital de Evernote de forma regular, dedicando tiempo todos los domingos por la mañana a tomar un café y navega a través de las notas recientes”, señala Devon.

2. Eres lo que lees

La lectura es el eje alrededor del cual gira el cuaderno de notas.
Diana Kimball, directora de productos de Quip, creó un sistema para ayudar a hilar la lectura digital utilizando una combinación de Amazon Kindle, Clippings.io, IFTTT, y Evernote. Juntos, estos servicios ayudan a ver notas, capturas, y cosas importantes. La información que más importa se puede guardar, etiquetar, anotar, y analizar en cualquier momento y en cualquier lugar.

3. Un lugar para escribir

Para el escritor y experto digital Jamie Todd Rubin, un cuaderno es la manera perfecta para guardar una historia literaria detallada que pueda aplicar a su escritura, así como a la vida cotidiana.

Inicialmente descubrió el cuaderno después de leer la biografía de Thomas Jefferson. El sistema reflejaba la lectura interactiva de Jamie a la perfección mediante la combinación de notas escritas a mano y anotaciones digitales. Ahora, su lectura y las conexiones con la escritura han ido a otra dimensión.

“Actualmente, marco los libros sin escrúpulos. Resalto pasajes, y escribo notas en los márgenes, y al hacerlo, el libro se convierte en algo mío. Las ideas del escritor y mis reacciones se capturan juntas en la página. Capturar estas marcas, citas e ideas es la forma más habitual en la que utilizo Evernote, como si fuera un cuaderno de apuntes digital. Mi libreta es una especie de diario literario de mi lectura”, dice Jamie.

Las citas, notas al margen, y las anotaciones son la base de una única libreta en Evernote. Jamie considera que estos artículos se parecen a un diario, por lo que ordena las notas cronológicamente.

El contenido de su libreta es tan ecléctico como lo es la lectura de Jamie y las herramientas a su disposición. Por ejemplo,

  • Una instantánea de un pasaje resaltado en un libro
  • Una captura de pantalla de un pasaje resaltado en Kindle
  • Una nota escrita a mano sobre una cita que le ha llamado la atención

“A veces, es como un motor creativo, ya que puedo hojear las notas de la libreta, y ver la variedad de cosas que he capturado en ella, muchas de las cuales me había olvidado”, señala Jamie.

“Todas mis notas en Evernote completan una parte de mi imagen, y junto con todo lo demás que hay ahí, proporcionan una muy buena imagen de la vida de alguien que vive en el siglo XXI. A menudo, he pensado lo interesante que podría ser para mis hijos, dentro de treinta o cuarenta años, tener acceso a todas estas cosas que he creado y examinarlas como quieran y tal vez descubrir cosas que no sabían sobre mí”.

Creado para toda la vida

Tu vida es tu proyecto más importante.

A lo largo de la vida tendrás una carrera, varios trabajos y distintos puestos. Tal vez tendrás una familia. Conocerás a gente increíble, visitarás lugares espectaculares, y tendrás recuerdos para toda la vida. Y, en cada paso del camino, aprenderás, leerás, escribirás y absorberás.

No hay mejor sistema para aprender que tener un cuaderno donde apuntar todas tus ideas. Simplemente, imagina lo que algunos de los defensores más importantes y brillantes de la historia del cuaderno podrían hacer con el sistema, si hubiesen tenido a su disposición una pizca de la tecnología de la que disponemos nosotros.

¿Utilizas un cuaderno de apuntes? Si es así, nos gustaría escuchar tu historia. Escríbenos en Twitter.

Actualiza tus notas con Evernote Premium.

Hazte usuario Premium